Estar informados es importante, pero ¿Qué hacer si esa información sólo nos genera más angustia?

Permanecer informados nos será de gran ayuda para afrontar esta enfermedad; sin embargo, podría alimentar nuestros niveles de ansiedad si es que no sabemos gestionar la información adecuadamente.

Recuerda:

  • Es importante que busques la información en fuentes confiables como la OMS, el MINSA y otros medios de comunicación oficiales.
  • Revisa la información durante unos 5 minutos por las mañanas y evita realizar búsquedas repetitivas de información durante el resto del día.
  • El tratar de saberlo todo nos genera más ansiedad; puesto que nos daremos cuenta de que eso no es posible.
  • Verifica siempre la veracidad de lo que se comparte en las redes sociales; no toda la información brindada por estos medios es cierta.

¡La sobreinformación puede resultar contraproducente para nuestra Salud Mental!

Texto contribuido por Patricia Ordóñez León (Psicóloga psicoterapeuta)

Servicio Psicopedagógico – UMA. Si lo requieres, comunícate de Lunes a Viernes con nosotros llamando al (01)389-1212, Anexo 319.

Posted by Universidad María Auxiliadora

La primera universidad de Lima Este. Posee carreras profesionales de alta demanda laboral. Te esperamos.

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.